Gabriel Pierino Pedrazzi "Teníamos un gran equipo pero faltó un líder que una al grupo"

Entrevistas 09 de agosto de 2020 Por Martín Pedrola
El ex jugador de Atlético de Rafaela, fue de esos especiales, de los recordados, por su juego y sus goles. En una charla exclusiva con PaloyGol hizo un repaso cargado de nostalgia y contó algunos anécdotas imperdibles. También habló de una grieta que tuvo aquel primer equipo de ascenso, que pocos conocen.
WhatsApp Image 2020-08-06 at 10.33.44 AM
Pedrazzi llegó para darle un salto de calidad a La Crema. (Foto: Instagram GabrielPedrazziOk)

Sí hay algo que recuerdo muy bien era la velocidad y el despliegue por las bandas de Gabriel Pierino Pedrazzi, el viejo win derecho, esa posición tan marcada a principio de los años 90 y que tenía a Claudio Paul Caniggia como abanderado número uno.

Gabriel llegó a La Crema para jugar la temporada 1991-1992, apenas unos años después del histórico ascenso al Nacional B de AFA. El platense arribó proveniente de Quilmes AC, pero sus raíces estuvieron siempre en Gimnasia y Esgrima de La Plata. Goleador como pocos, compartió la camiseta celeste y blanca con jugadores como Hugo Querini, Esteban Pichi Bernasconi, Toti Jaquet, Gustavo Alfaro, Pablo Quiroga y Claudio Nigretti, entre otros.

PaloyGol.com.ar charló con el ex jugador de Atlético e hizo un repaso cargado de nostalgia y algunos detalles, desconocidos de su paso por Rafaela una grieta en aquel primer equipo de ascenso que pocos conocen. ¡Imperdible!

- ¿En qué proyecto estás actualmente?

En esta etapa de mi vida, por ahora, estoy en la dirección técnica. Lo hago con mucha pasión, he dirigido varios equipos. Estoy en un nuevo proyecto dentro de mi club, Gimnasia y Esgrima, a futuro. Como uno pudo sacarse el jugador, uno va quemando etapas y despacio, también, me voy sacando la etapa de técnico. La idea es empezar a incursionar en el tema del fútbol, tanto profesional como infanto-juvenil dentro de Gimnasia. Esperemos que pase lo más rápido posible todo esto, que la gente no sufra más y que pase rápido.

- Tenés una interesante trayectoria en tu carrera futbolística, jugaste en el fútbol europeo, pasaste por Israel, pero cuando llegaste a Atlético de Rafaela quizás te encontró en tu mejor momento...

Estuve en el Aucas de Ecuador, charlé mucho con un técnico que ha pasado por Atlético, el Chocho Llop. Estoy mucho en contacto con mucha gente allá en Rafaela, como Antonio Sánchez Astrolog, que más allá de haber compartido equipo acá en Gimnasia, somos amigos de la vida y estoy en contacto con otros muchachos de Rafaela. Me parece un club muy seductor, muy interesante y que ha crecido muchísimo.

- Contame esa etapa en La Crema, recuerdos, compañeros...

Más allá de haber podido jugar en equipos importantes de Europa como Racing de Santander en España, Brescia de Italia, equipos realmente muy buenos. Mi paso por Rafaela no fue el que yo deseaba, pero tengo un recuerdo bárbaro. Creo que yo, no sé si "meterme" pero si tratar de organizar más rápido la idea deportiva de lo que era Rafaela en ese momento y un dirigente me contestó que Rafaela era un club con fútbol pero que no era solamente fútbol, que quizás como uno siempre en los clubes que he estado, el fútbol era lo prioritario. Pero bueno, mi etapa en Rafaela fue muy buena, la he pasado de mil maravillas. Me acuerdo mi gol a los santiagueños o a Villa Dálmine, me traían de todo, regalos, mucha amabilidad, 100% pero me hubiese gustado rendir más que en otros clubes y haber tenido otras perspectivas pero el fútbol tiene estas cosas. Del club me llevo los mejores conceptos.

¿Alguna anécdota?

La anécdota que tengo del club es muy graciosa. Yo había llegado un sábado al mediodía y arreglo la prima, el sueldo, el sábado a la tarde. Fuímos a ver un partido, pasamos por la sede y me quisieron pagar, entonces yo les digo, cómo les voy a cobrar si todavía no empecé a entrenar. El lunes o martes arreglamos todo, llevate el dinero. En definitiva querían darme el dinero sin firmar ningún contrato ni papeles y no me pareció ético, pero me sorprendió, de acuerdo al recorrido que uno ha tenido para negociar.

Decías que seguís en contacto con gente de Rafaela, ¿Con quiénes? 

En contacto estoy con Hugo Querini, con Lechuga Alfaro a veces hablo pero está en otras cosas. Con Antonio Sánchez Astrolog y con algunos muchachos que siempre trato de mantenerme en contacto. También con Víctor Grillo, Pancho Martínez, Gustavo Tognarelli, el Gringo Sperandío y Claudio Nigretti , gente que ha sido muy buena.

¿Qué recordás de ese grupo de grandìsimos jugadores?

Quizás lo que no se interpretó, es que hubo muchas incorporaciones pero no se ensamblaba el equipo y quisieron creer o hicieron una rivalidad entre los que llegamos y los que estaban y no tuvieron el tacto o la inteligencia como para poder unir a aquellos jugadores de recorridos afuera, ni mejor ni peor de los que estaban. Porque ellos ya habían logrado algo importante, el ascenso en el Torneo del Interior que es dificilísimo, son batallas y batallas y batallas que lo han logrado y sorteado muy bien. Pero creo que faltó eso...la incorporación de algunos jugadores que veníamos con los que estaban en el club. No apareció ningún líder natural que pudiera unir esas partes.

- ¿Seguís la campaña de Atlético, su vida institucional?

Sí, sigo las campañas o lo veo jugar. Me encanta cuando veo la cancha llena. Me tocó enfrentarlo cuando dirigía San Martín de San Juan, en el 2003/2004. Sigo sobretodo los equipos que he jugado, uno tiene buenos recuerdos. Una ciudad maravillosa, la gente maravillosa. Una cosa que me llamaba la atención, porque yo vivía a dos o tres cuadras del club, que el club me había alquilado una casa y pasaba por la escuela que estaba en la esquina del club y estaban todas las bicicletas sin atar. No sé si ahora seguirá de la misma manera, ojalá se pueda vivir de la misma manera. Acá en La Plata, es complicado y creo que todos estos años que han pasado tanto de Primera como en el Nacional B, han crecido mucho en el profesionalismo y quizás cuando yo llegué traté de inculcarlo muy rápido junto a Claudio Nigretti, el Gringo Sperandío, Tognarelli, Pancho Martínez, gente de afuera que veníamos con recorrido y por ahí algunos muchachos o algunos dirigentes, lo estoy diciendo de mi boca que no lo sé, no lo han interpretado de la manera que deberían haberlo interpretado. Pero, uno en definitiva, en los clubes que está, o que jugó o que dirigió trata de pasar y dejar algo. Me hubiese gustado pasar y haber dejado mucho más en Rafaela. Pero el fútbol tiene estas cosas, es un ida y vuelta y le mando un cariño enorme a la gente de Rafaela por lo bien que me han tratado y realmente tengo un recuerdo imborrable.

- De aquellos compañeros, quizás hoy, uno de los más conocidos es Lechuga Alfaro, tenés contacto con él ¿Cómo analizás su estilo de entrenador?

Lechuga Alfaro estuvo acá en Gimnasia, con el Profe Chiarelli, me parece un muchacho muy prolijo, muy ordenado, muy correcto, muy disciplinado, pero así era como jugador. Tiene un pensamiento y una línea que no la va a cambiar, que algunos les gusta y a otros no, pero nadie creía que iba a lograr lo que logró como entrenador. A mí no me llama la atención porque siempre fue muy prolijo, muy correcto y muy educado. Realmente lo que ha logrado es muy valioso y muy importante.

- Es sabido que tu corazón está en Gimnasia y Esgrima de La Plata, estuviste hace poco con Diego Maradona? ¿Cómo se dio ese encuentro?

El equipo que logró el ascenso en Gimnasia en 1984, por invitación del club, fuímos a ver a Diego (Maradona). Fue un partido con Tigre, él se quedó enamorado de aquel equipo y algunos jugadores y lo visitamos en Estancia Chica. Estuvimos charlando con él. Se acordó de aquel partido en el que yo jugaba en Brescia y él con Napoli nos ganaron 4-0. Estuvo hablando con Ricardo Kuzemka, el volante central que jugó en todos lados, Lanús, Colón, Gimnasia.

Se acordó de aquel partido que volvió a Boca, con el mechón amarillo, él era el capitán de Boca y Kuzemka el de Colón, el día de "La habana y Segurola" que se pelea con Toresani. Lo vi bien, lo vi lucido, pero Gimnasia debe aprovechar a semejante persona emblemática de otra manera. Yo tengo un lema de cabecera: Cada día que pasa un entrenador o un jugador, por un club, es un día menos que va a trabajar. Porque ni los jugadores, ni los técnicos somos eternos en los clubes y todos tenemos fecha de vencimiento.

- ¿Qué le dirías al hincha de Atlético, a los viejos hinchas, aquellos que recuerdan muy bien tu paso por el club en esos primeros años de profesionalismo de La Crema?

Me encantaba la cancha, como alentaban, el crecimiento del club. La verdad, vuelvo a insistir la gente me ha hecho sentir muy bien, muy cálido fue todo. Por ahí, yo me quedé con el sabor amargo de que no rendí, de acuerdo a las expectativas que se habían creado. Pero yo me quedo tranquilo que he dado todo y por ahí he hecho cosas por el bien del club que algunos no lo interpretaron de la manera que lo debían interpretar.

Pedrazzi y EL DIEGO
Gabriel trabaja en un proyecto en Gimnasia y Diego (Maradona) ya está al tanto de todo. Detrás, también aparece Ricardo Kuzemka, ex jugador del Lobo y de Colón de Santa Fe, entre otros. (Instagram: GabrielPedrazziok)

Te puede interesar