Garcé reveló qué sintió el día que la Crema dejó a Colón en la Primera B

Entrevistas 01 de abril de 2020
El tandilense, muy identificado con el sabalero, se retiró en Atlético Rafaela en 2014. El diario La Nación le hizo 100 preguntas y entre varias perlitas contó cómo se sintió luego haberle ganado el mano a mano por el descenso a Colón de Santa Fe. También habló a donde quería irse a vivir tras el retiro. Imperdible.
Ariel garcé
El ex Atlético dio una extensa entrevista a La Nación (Foto: LN)

Ariel Garcé tiene 40 años y como futbolista siempre le escapaba a la prensa. Hizo una carrera y cultivó un personaje del que se presumía más de lo que se conocía fehacientemente. Algunas sorpresas fueron de público conocimiento: como la convocatoria de Diego Maradona para el Mundial de Sudáfrica 2010 y el famoso "Garcé traé alfajores".

Otras perlitas las revela en un larga entrevista de 100 preguntas que le hizo el diario La Nación: como que era vegetariano y se lo ocultaba a los directores técnicos y médicos de los planteles, o que corría en moto, su otra gran pasión. O que quiso agarrarlo a trompadas a Ricardo Caruso Lombardi, a quien definió como el peor entrenador que tuvo.

Pero quizás para los rafaelinos, unas de las preguntas más jugosas del ida y vuelta de La Nación fue sobre su ùltimo partido como futbolista, en Atlético Rafaela, equipo aquel de 2014 que le ganara el desempate por el descenso a Colón de Santa Fe. Muy identificado con el Sabalero (Jugó en 2004-05 y desde 2007 a 2012) el tandilense contó las sensaciones de aquel partido: "Fue horrible, durísimo, porque es un club al que le di un montón durante cinco años y además tengo amigos fanas de Colón. Encima mis compañeros me levantaron en andas, era mi último partido, parecía demasiado", reveló Garcé que luego de aquello dejaría de jugar.

ariel garce en andas
Lucas Bobaglio lleva en andas al "Chino" Garcé, el día de su retiro como futbolista. La Crema además se salvaba del descenso y dejaba en la Primera B a Colón. (foto: Olé)
 

¿Qué quiso hacer Garcé después de retirarse?

Hoy, el "Chino" vive en Roldán, a 25 km de Rosario, pero cuando se retiró de Atlético su idea era otra: "Cuando me retiré en Rafaela, en 2014, mi idea era alejarme. Con mi hija y su madre armamos todo para irnos a San Marcos Sierras, en Córdoba, un pueblo detrás del cerro Uritorco, a vivir en una comunidad, en el medio de la montaña. Había mandado a hacer una casa de barro. Allí vivieron mi hermano y mi hermana en algún momento, hay una vibración energética particular, la gente respira otra espiritualidad y yo quería alejarme de la locura del fútbol, estar en paz, mirarme un poco para adentro. Finalmente tuvimos inconvenientes con la madre de mi niña, nos separamos y se cayó el plan", recordó.

"Necesitaba salir un poco de este sistema tan capitalista y a la vez acompañar el crecimiento de mi hija desde otro lugar, que fuera a una escuela libre, con alimentación vegana y con la vida que se lleva en el monte. La escuela se llama "Me río en el monte", los profes son personas muy espirituales, sigo en contacto con ellos, les regalo pelotas y otros materiales. Al final me vine a vivir a Roldán; mi niña y su madre están cerquita, en Funes, así que todo impecable. El que festejó que se cayera ese plan fue Coudet", contó el tandilense. Es que el "Chacho" Eduardo Coudet -uno de sus mejores amigos- lo quería como compañero y de hecho lo llevó a trabajar con él como ayudante de campo de  durante sus dos años como entrenador de Rosario Central (2015-16).

La entrevista completa se puede leer aquí

garce-atletico
Con la camiseta de la Crema, tuvo que enfrentar a River Plate, equipo con el que ganó varios títulos.

Te puede interesar