Italia 90: A 30 años del vuelo más alto del Pájaro

Mundo 24 de junio de 2020 Por Martín Pedrola
Hoy se cumplen 30 años de uno de los goles más hermosos y más gritados para el hincha argentino. Fue en el Mundial de Italia 90, con la magia de Diego Armando Maradona y el segundo de sapiencia de Claudio Paul Caniggia para definir el pase a cuartos de final ante Brasil, 1-0 y la "Verdeamarela" a casa.
multimedia.normal.902dae3163f1894e.43414e49474749415f6e6f726d616c2e6a7067
La pelota ya ingresa al arco brasilero, Cani mira, disfruta, Taffarel empieza a sufrir. (Foto: Archivo)

Como olvidar aquella tarde de domingo en Turín (Torino) cuando una selección Argentina a pura garra pero golpeada, con Maradona jugando en una pierna, el equipo castigado por la prensa y muchos factores negativos que generaban una total incertidumbre del camino de la celeste y blanca dentro del mundial de Italia 90.

Lo cierto es que el primer escollo en octavos de final fue Brasil, el siempre dificil Brasil, rival eterno, clásico mundial, quizás el más grande de todos los clásicos en el fútbol del planeta. Allí estaba el equipo de Carlos Salvador Bilardo frente al "Scratch" brasilero, un gigante, con mucha potencia y que se daba el lujo de tener en el banco a jóvenes y futuras estrellas como Bebeto y Romario.

Los que asistieron al viejo estadio de la Juventus pudieron observar, durante casi la totalidad del encuentro, cómo los brasileños dominaron al último campeón del mundo. El propio Bilardo contó, años más tarde, que en la charla durante el entretiempo solo les hizo un pedido: "¡No se la den más a los de amarillo!". Las estadísticas, de hecho, reflejan lo que fue una clara superioridad en casi todas las facetas del juego: tuvieron mayor posesión (61% a 39%), lo dobló en remates al arco (13 a 6), dio más pases (350 a 217), en los que fue mucho más preciso (83,9% a 77,8%) y hasta ganaron más duelos individuales (55% a 44%).

Pero como dice Dante Panzeri: "El fútbol es la dinámica de lo impensado" y fiel reflejo de esta gran verdad fue el momento en que apareció el más grande de todos los tiempos, el que todavía hoy tiene la corona de rey, Diego A. Maradona, forcejea con uno, lucha con el otro y sale el pase para Caniggia que solo de frente al arquero Taffarel, lo elude con un enganche para afuera y después define a media altura. Es gol, uno de los más lindos, más gritados y recordados de nuestra patria futbolera. 1-0 sobre Brasil, lo demás es otra historia. 

CB6
Diego deja la vida en ese pase mágico para Cani que terminó la jugada con final feliz. (Foto: Archivo)

Ese gol de Cani, inspiró a un himno futbolero. Brasil, decime que se siente...!

Te puede interesar