Torneo Argentino A 2005: Marcelo Asteggiano recordó el ascenso de 9 de Julio

Torneo Federal 24 de mayo de 2021 Por Martín Pedrola
Pichi formó parte del cuerpo técnico de Germán Soltermam, charló con Radio El Espectador y recordó aquel ascenso del León al viejo Torneo Argentino A.
dfdfds
Pichi Asteggiano, en su etapa por el fútbol de Perú. (Foto: Archivo PaloyGol)

Marcelo Asteggiano, ex jugador de 9 de Julio de Rafaela, repasó un nuevo aniversario del ascenso del "León" al viejo Torneo Argentino A, en 2005, luego disputar la final ante Sportivo Belgrano de San Francisco.

"Pichi" fue entrevistado por el equipo de deportes de El Espectador - Radio 100.1, con la conducción de Néstor Clivatti y trajo a la memoria grandes momentos de aquel plantel juliense, que de la mano de Germán "Malacho" Soltermam alcanzo un nuevo título en su historia.

"Una alegría enorme recordar esos nombres. Con "Malacho" (Soltermam) trabajé dos veces, me llevé muy bien con él, aprendí mucho, también en el grupo con el profe Forni. Sin dudas, una experiencia tremenda de Malacho, muy buen manejo de grupo y de conocer la categoría.", contó Asteggiano.

Además, el ex jugador de Racing, Atlético de Rafaela, Huracán y Universitario de Perú, entre otros, también añadió: "Cuando empezamos la pretemporada, en el primer amistoso, me acuerdo muy bien, de visitante perdimos 4-0. Y yo había compartido con Malacho, la visión de que los jugadores: "no se podían ni mover", (risas). Pero después, las instancias decisivas como la final con Sportivo Belgrano de San Francisco, con el estadio lleno, con mucha presión y mostramos que la historia fue otra. Hay cosas que se guardan para uno, pero la segunda vez que me invita a trabajar me dice: tenemos que jugar con los pibes del club, está genial le dije, pero si me sale algo, yo me tengo que ir. Malacho me decia: Pichi nos vamos al descenso y yo le decía: tranquilo los chicos ya van a mejorar y por suerte fue así, no?

Por otra parte y con respecto a ese plantel juliense de 2005, Marcelo contó: "Había jugadores como el Kily Manelli que no solo jugaba al fútbol, también tenia su trabajo particular y así y todo era el último en irse en los entrenamientos. O la humildad del Topo Gómez, que en los últimos años de su carrera, era un personaje muy positivo para el plantel, incluso si tenía que acompañar desde el banco de suplentes."

Te puede interesar