A 22 años de la exótica apuesta de Tinelli en Badajoz, con presencia rafaelina

Mundo 15 de agosto de 2020
Hace 12 años se iniciaba la aventura del conductor televisivo Marcelo Tinelli en Badajoz. Un año después llegaría al equipo el rafaelino Paulo Pérez, en lo que sería su primera experiencia europea. Te contamos todo sobre aquel proyecto y cómo lo vivió el crack de Villa Rosas.
pauloperez-Badajoz
Paulo Perez durante su presentación en el club español y en una portada del diario AS de España

El primer proyecto de un club argentino en España se puso oficialmente en el 15 de agosto de 1998 cuando el Badajoz, propiedad de Marcelo Tinelli, se presentó ante su público en el viejo estadio de El Vivero.

Hubo una fiesta con espectáculos folclóricos, música y fuegos artificiales, y después, un partido amistoso entre los locales y el Orense, otro equipo de Segunda División.

El ahora presidente de la Superliga, formó hace 22 años un equipo bien argentino en la Madre Patria ya que la mayor parte del plantel nació nuestro país. 

El club extremeño contó inicialmente con nueve jugadores argentinos: Bisconti, Mancuso, Limia, Romagnoli, Giustozzi, Ezequiel Castillo, Mauricio López y los hermanos Fernando y Patricio D' Amico, más un brasileño, Luis Fernando, y un paraguayo, Carlos Torres, que pasaron por el fútbol argentino. También el cuerpo técnico, formado por José Raúl Iglesias, Hilario Bravi y Héctor Galiano, hasta la indumentaria del equipo fue industria nacional.

Al año siguiente, Tinelli siguió llevando jugadores argentinos ahora bajo la conducción técnica del DT español, David Generelo Miranda. Allí, es cuando el rafaelino Paulo Pérez arriba al viejo continente con 23 años. Llegó junto a Bracamonte, Gárate, Caserío, Guillermo y Valdéz.

perez-marca
Un 15 de enero, el prestigioso Diario MARCA anunciaba la llegada del rafaelino. 

Por el Badajoz, Perez  tendrá un fugaz paso. Allí solo jugaría 6 partidos pero arribo al club de la comunidad de Extremadura fue sin embargo la puerta de entrada a varios clubes del viejo continente en Polonia, Alemania, Grecia e Italia. 

 "Vinieron a ver un jugador de River, yo estaba jugando Nacional B (Para Central Córdoba de Rosario), era un partido televisado", le contó Paulo Pérez a PaloyGol.com.ar. "Jugamos en Cancha de Newell's contra Arsenal de Sarandí. Hice el gol de la victoria y un buen partido, y preguntaron por mí. Luego en diciembre del 2000 me llamaron para jugar en Badajoz", añadió el zurdo carrillero que terminó en el club español gracias a sus buenas actuaciones.

"Se dio todo muy rápido, me tocó viajar solo desde Buenos Aires a Madrid y desde allí me fueron a buscar para llevarme a Badajoz", agregó.

"Fue una experiencia muy linda. Y todo muy nuevo para mí, pasar del fútbol argentino a la segunda del fútbol español. Me tocó jugar contra equipos como Osasuna, Sevilla, Levante, Getafe, Villarreal, todos equipos de la Segunda A. Muchos equipos de jerarquía que hoy militan en primera división", recuerda el nacido en Villa Rosas.

pauloperez-Badajoz-2000
Pérez  hincado en el centro, antes de un partido vs. Atlético de Madrid en el año 2000 que finalizó 2 a 2.

El proyecto del conductor argentino Marcelo Tinelli, no solo debía pagar derecho de piso en una liga desconocida para la mayoría de los jugadores sino que se tuvo que enfrentar a una segunda división muy competitiva y con equipos muy fuertes. "Ya se notaba la diferencia de confort, desde todo punto de vista, de organización y calidad que había y que nos sorprendió a todos los que fuimos desde Argentina", recuerda Pérez.

A pesar de ello, el Badajoz hizo un buen campeonato ese año, pero no le alcanzó para ascender. "Hicimos un buen torneo, incluso terminamos arriba de varios de estos clubes que mencioné. Teníamos un muy buen equipo".

El final del Badajoz

El 16 de octubre de 2001, finalmente Tinelli se cansó y decidió vender el club. Entonces el Badajoz era penúltimo en la Liga. Lo curioso es que el comprador, un empresario portugués llamado Antonio Barrada, también dijo que iba a invertir para subir al club a Primera, algo que nunca sucedió, todo lo contrario: un año más tarde el Badajoz descendía como colista a Segunda B después de once campañas seguidas en Segunda. 

Nunca más volvería al fútbol profesional antes de su liquidación deportiva en 2011 (hoy milita otro C.D. Badajoz en Tercera que trata de resurgir después de haber cambiado a su nombre a C.D. Badajoz 1905 y  que actualmente busca transformarse en Sociedad Anónima).

Te puede interesar