Ricardo Castro cuestionó a Lobo Medina y contó que habló con Omar Perotti por el penal

Primera Nacional 02 de diciembre de 2020
El dirigente de la Crema disparó contra el árbitro del partido con Riestra por el penal que significó el empate del equipo porteño. Aseguró estar cansado de estas cosas y piensa en dejar el fútbol. También contó que habló con el gobernador de la provincia de Santa Fe. ¿Qué le dijo Perotti?
ricardoCastro
El "Cabo", enojado con el arbitraje de Lobo Medina

El empate 3-3 de Atlético Rafaela en cancha de Riestra, dejó mucha tela para cortar y el día después fue motivo de charla futbolera. La "Crema" había dado vuelta un 0-2 y parecía llevarse los tres puntos a casa. Pero sobre el final, el árbitro Luis Lobo Medina cobró un inexistente penal para "El Malevo" que igualó el encuentro 3-3 en tiempo de descuento.

Ricardo Castro, cara visible del fútbol de Atlético, habló en el día de ayer en Radio "La Red" de la capital, en el programa conducido por Gustavo López. "De Buenos Aires a Rafaela creo que le puse tres horas y media; evidentemente que mi cabeza y el pie en el acelerador no estaban en la misma sintonía. Tengo 19 años de ser presidente del fútbol de Atlético de Rafaela y volví con muchas derrotas, los clubes chicos somos así, en las visitas a Buenos Aires no nos va bien, pero no por culpa de los árbitros, sino por el temor a Buenos Aires. Pero después la cosa se fue revirtiendo porque los equipos son más jóvenes y a los jóvenes no les importa donde juegan y en que ámbito", arrancó diciendo el "Cabo".

Además el dirigente contó cómo vio a los jugadores en el vestuario una vez terminado el partido: "Este año con la pandemia y el presupuesto acotado que tiene la Primera Nacional tratamos de cuidar el mango, bajamos 14 contratos. Ayer jugaron 7 pibes del club, debutaban dos y teníamos tres más en el banco. Salvo Bieler y Sara, que vinieron a dar una mano en agradecimiento al club, todos los jugadores estaban llorando en el vestuario como chicos que son", ejemplificó.

Lo que le dijo al árbitro y a Beligoy

Una vez terminado el partido Castro fue a hablar con el árbitro: "Nunca le falté el respeto a un árbitro, jamás, y le dije que 'me gustaría que vayas hasta el vestuario y veas a los chicos llorando como que le robaron algo', contó. La pérdida de esos dos puntos fue muy sentida por la dirigencias celeste: "Empezar ganándole a Riestra, en cancha de Riestra que tiene un buen equipo, era un empujón anímico impresionante", se lamentó.

Consultado sobre los pocos reclamos que se hacen en AFA por los malos arbitrajes, el dirigente no lo esquivó a la pregunta y aseguró que estas situaciones le dan ganas de dejar la dirigencia: "Es cierto que muchas veces no levantamos la mano por temor. Hoy tuve una comunicación con Beligoy pero mirando el partido con Tigre, porque esto ya es cosa juzgada. No necesito putear a un árbitro, no me sale. Pero estamos un poco cansados, la verdad que tengo ganas de dejar de joder con el fútbol porque esto no es lo que yo viví en años anteriores. Nos ocurría a veces y ahora no está ocurriendo medio seguido", subrayó el vicepresidente de Atlético.

El penal cobrado por Luis Lobo Medina generó bronca y hasta lo hizo pensar en dejar el fútbol. "Estoy repodrido. Gabi Sara estuvo en Lanús hasta hace 3 meses, y Bieler en Independiente del Valle, son dos jugadores muy profesionales y hechos económicamente; vinieron a dar una mano, aceptaron viajar en colectivo que no tiene todas las comodidades porque era para viajar 28 personas. Hacemos un esfuerzo increíble y de pronto se encuentran con un penal que me da risa, da risa hasta cómo se tira el jugador. Hay penales que son dudosos para los periodistas, para el VAR, pero ese da risa", disparó.

El fútbol, la política y el emoticón de Perotti

En la parte final de la entrevista, uno de los periodistas le preguntó a Castro sobre la relación del fútbol y la política y el dirigente de Atlético reconoció que los vínculos. Incluso,  dijo que habló al Gobernador Omar Perotti por el penal del lunes: "Soy amigo personal de Perotti, es de Rafaela y ha estado en mi casa 15 días atrás. Lo invité a tomar un café y le dije que no necesito plata, nos arreglamos con la poca que tenemos, sino que me dé una mano arriba, que no me perjudiquen", reveló el dirigente que deja entrever que la política puede interceder en las altas esferas de AFA. 

"Anoche (por el lunes) le mandé el video del primer partido, y me respondió con el emoticon de agarrándose la cabeza. Le pedí que si puede toque timbre y pida que 'no lo jodan a Atlético de Rafaela' (SIC). No pedimos más que eso. Perotti es un futbolero terrible, pero más que eso no queremos hacer, pedimos que nos dejen jugar tranquilos", agregó.

Te puede interesar